Main menu

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

PASTEL DE CHOCOLATE Y CALABACÍN

Para 8 porciones

  • 1½ taza de harina y un poco más para la fuente.
  • ½ taza de chispas de chocolate semi-amargo (más 1/3 de taza extra).
  • ¼ taza de cacao amargo en polvo.
  • ½ cucharadita de sal.
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida.
  • 1¼ taza de azúcar.
  • ½ taza mas 1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen.
  • 2 huevos grandes.
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 calabacín mediano, rallado y estrujado (si a tus hijos les van a molestar las manchitas verdes en los brownies, pélalo primero).
  • 1 cucharadita de miel.

Precalienta el horno a 180ºC. Engrasa el fondo y los lados de una fuente para pastel cuadrada de 23 cm. Empolva la fuente con harina, quitando el exceso.

Mezcla ½ taza de chispas de chocolate con 1 cucharada de harina en un recipiente pequeño. Bate la harina restante, el cacao en polvo, la sal, el bicarbonato de sodio y la nuez moscada en un recipiente mediano; deja aparte.

Bate el azúcar, ½ taza de aceite de oliva, los huevos y la vainilla en un recipiente grande con una batidora a velocidad media hasta que la mezcla esté suave y pálida, unos 3 minutos. Agrega la mezcla de harina y cacao; bate a velocidad baja hasta que todo esté combinado, unos 2 minutos (la mezcla estará espesa). Agrega el calabacín y bate hasta que esté combinado, unos 2 minutos más. Incorpora las chispas de chocolate cubiertas de harina con una cuchara de madera.

Transfiere la mezcla a la fuente preparada y hornea hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio, 30 a 35 minutos. Transfiere a una rejilla y deja enfriar por completo.

Prepara el glasé: combina el 1/3 de taza de chispas de chocolate restante, 1 cucharadita de aceite de oliva y la miel en un recipiente que pueda usarse en horno microondas. Hornea en microondas a potencia media-alta por intervalos de 30 segundos, revolviendo, hasta que el chocolate se haya derretido. Vierte sobre el pastel y luego corta en pedazos.